Motos deportivas del mundo

La marca constructora de motocicletas Buell fué fundada en la década de los ochenta por el ex ingeniero de Harley Davidson y corredor de motos, Erik Buell.

La pequeña compañía estadounidense comenzó diseñando y construyendo motocicletas de carreras con motores Harley Davidson.

La primera motocicleta de carreras que construyó Erik Buell la llamó RR1000. 

Esta tenía un novedoso sistema de chasis y aprovechaba todo el conocimiento adquirido en las carreras por parte del piloto y dueño de la compañía. 

En 1.993, Harley Davidson compró el 49 por ciento de la empresa, que no pasaba por un buen momento económico.

Esta aportación de dinero fresco propició que durante la década de los noventa, Buell creara maravillosas motocicletas con un fuerte ingrediente “americano”: motores en “V” y sólo de la marca Harley Davidson.

La gran novedad de las motos fabricadas por Buell fué la introducción del centrado de masas, que permite tener un bajo centro de gravedad y un comportamiento ágil, rápido y preciso.

El 16 de octubre de 2.009, Erik Buell, en un vídeo de Youtube , anunció el cierre de Buell. 

Podemos observar a un compungido Erik anunciando el cierre de su compañía. 

Este gesto no fué bien interpretado por los jefes de la MoCo, pero si que fue muy apreciado por aquellos a los que iba dirigido: a los entusiastas seguidores de la marca Buell. 

Desde luego fue un gesto muy valiente y honorable por su parte.

Primero quería ser músico de Rock, pero después quedó cautivado por el motociclismo. Pilotó todo lo que fuera rápido, bueno y caro: Kawasaki, Velocette, Yamaha, Honda y, por último la XR 1000 de Harley-Davidson. 

Pero había algo que le hacía sentir insatisfecho y, finalmente, decidió construir su propia y definitiva moto de carreras haciendo uso de su título de ingeniero mecánico.

Buell ejerció con éxito esta profesión entre 1.978 y 1.984 en el departamento de desarrollo y construcción de Harley-Davidson, donde trabajaba en el perfeccionamiento de los chasis (el de la Tour Glide es una de sus innovaciones). 

Durante este tiempo adquirió los derechos de un motor square-four de dos tiempos con admisión por válvula rotativa, creado por la empresa Barton Engineering, y construyó un chasis para este motor. 

Con esta primera moto de competición propia, a la que llamó RW 750, quería entrar con fuerza en la categoría reina de la AMA, la fórmula 1. 

Logró alcanzar una velocidad máxima de 285 km/h en el circuito de Talladega! Justo cuando iba a ponerse a manos a la obra en su nuevo taller de producción Pittsburgh Performance Products, la AMA comunicó que 1.985 sería el último año de la categoría de fórmula 1 y que se crearía una nueva categoría reina, la superbike. 

Éste era el final de Erik Buell. 

Finalmente, y gracias a su encanto y a sus buenas relaciones, pudo convencer a Harley-Davidson para que le dejaran 50 motores XR 1000 sobrantes. 

Estas motos (construidas entre 1.983 y 1.984), a pesar de haber cosechado algunos éxitos en la categoría BoTT (Battle of the Twins) con Gene Church y David McClure, habían sido un fracaso de ventas.

Buell se había propuesto construir una moto de competición mejorada par esa categoría. 

El experimento tuvo éxito y entre 1.985 y 1.988 se fabricaron 50 unidades de la RR 1000 Battlewin, con una potencia de 90-100 CV y una aerodinámica particularmente eficaz, incluidas algunas versiones de carretera para no descuidar las normas de la competencia. 

Cuando se acabaron los motores de la XR 1000, Erik Buell recurrió al nuevo motor de cuatro velocidades Evolution Sportster de 1200 cc. 

Hasta 1.989 se produjeron en total 65 unidades de esta nueva Battlewin 1200.

Ese mismo año diseño la RS 1200 Westwind, de la que se fabricaron 102 unidades hasta 1.991. 

Se trataba también de una máquina deportiva de carretera dirigida a una nueva clientela que, hasta entonces, sólo había utilizado modelos japoneses. 

En 1.991, apareció la RSS 1200 Westwind, una versión mejorada de la anterior, con cinco velocidades y pinza de freno de seis pistones en el disco de la rueda delantera, de la cual se fabricaron un total de 325 unidades hasta 1.993.

El primer modelo de la unión entre Buell y Harley fue la S2 Thunderbolt, con la variante S2T Thunderbolt, una versión turístico-deportiva de dos plazas de la que se lanzó una edición de 1.500 unidades, y después otra de 429 en 1.995. 

En 1.996, apareció la S1 Ligthing, con una producción de 1.407 unidades. 

En 1.997 se presentaron otras dos sensacionales motocicletas deportivas: la S3 Thunderbolt (denominada S3T Thunderbolt de la versión turística con maletas, así como la M2 Cyclone, la cual obtenía inmediatamente la mejor nota por parte de todo el que la probaba.

Pero volvamos a los orígenes. 

La primera motocicleta Buell, la RW750, fue fabricada en 1983 exclusivamente para competir en el AMA, el campeonato de carrerras mas famoso de USA. 

En esos momentos el propio Erik Buell era un corredor experto de motos. Poco tiempo después de conseguir algunas importantes victorias con esta moto, la AMA canceló la Formula 1, que era la categoría en la cual competía Erik Buell. 

Buell volvió a la fabricación de motos de calle sigjuiendo con su filosofía de fabricar motos de altas prestaciones “desde el piloto” como dice el propio Erik.

En 1.993, Harley-Davidson aquiere el 49% de Buell, una inversión de 500.000 $ ayudando a Buell a sobrevivir en un momento delicado de su economía. 

Esto sucedió en contra del consejo del abogado de Erik. Poco tiempo después, Harley compró más acciones de forma que se convirtió en el socio mayoritario, tomando así el control total de la empresa, pasando Buell a ser una filiar de Harley. 

Desde entonces, Buell utiliza el motor de las Sportster modificado para el tren de potencia de sus motos. 

Quien ha probado una Buell llega a la conclusión (acertada) de que estos motores poco tienen que ver con el motor de una tranquila Sportster.

La mayoría de las motocicletas Buell usaban el motor de cuatro tiempos refrigerado por aire V-Twin de la XL1000. 

Cuando estos se agotaron, usaron como base el motor de la Sportster 1200. 

En 1.995, los motores fueron mejorados por Buell diseñando la mayoría de piezas bajo sus propios estándares de calidad, haciendo que el rendimiento de estos motores resultara realmente espectacular.

La refrigeración líquida de la V-Rod, motor desarrollado por Harley y Porsche conjuntamente fue un proyecto original de Erik Buell. 

Se montó por primera vez en moto con carenado para la AMA Superbike en 1998. Harley decidió que ese motor también debería ser utilizado para sus propias motos bajo el nombre Harley-Davidson. 

Esta parte de la historia es muy poco conocida, gracias principalmente a la propia MoCo que se ha encargado en hacernos creer que el motor de agua de la V-Rod es un diseño 100% MoCo. 

Harley-Davidson obliga a Buell a seguir con su planificación rígida de creación de productos según el calendario propio, y no según Erik Buell. 

De lo contrario, los clientes podrían pasarse de Harley-Davidson a Buell, y eso no se podía permitir. 

En 2.008, el departamento financiero de Harley retiró una buena parte del presupuesto destinado a la investigación y desarrollo de motocicletas Buell viendose la gama de productos seriamente afectada con muy pocas novedades al respecto. 

Cuando Keith Wandell, nuevo CEO de Buell fue contratado por Harley para controlar la empresa cuestionó inmediatamente la rentabilidad del negocio de Buell alegando que la gente no quiere motos que corran mucho, ni una Superbike ni nada parecido, si no que lo que prefieren son motos tranquilas, las llamadas moto-crucero.

El 15 de octubre de 2.009, Harley-Davidson anunció el fin de la producción de motos Buell para centrarse más en su propia marca. La venta de Buell se descartó inmediatamente, ya que eso podría significar que Buell se siguiera vendiendo en los concesionarios Harley, y eso restaria imagen y valor a sus propias motos. La dejaron morir directamente.

Erik Buell comenzó rápidamente a buscar ayuda en el exterior acudiendo a inversores. 

Se habló con ROTAX, el fabricante del motor de la Buell 1125, pero no se llegó a un acuerdo. 

Se desconocen los términos de esta negociación, pero todo lleva a pensar que no fue por falta de cooperación de Erik Buell por salvar su marca.

Erik Buell más tarde fundó Erik Buell Race para proporcionar apoyo a los pilotos de sus motos XB y 1125. 

Esto es una vuelta a sus origines, donde consiguió importantes éxitos. 

Puesto que sus relaciones comerciales (y algo más) con Harley se rompieron, los motores que Erik elige para sus motores de motos de competición no tienen base Harley. 

Usando una base de motor ROTAX en V a 75º, y con una cilindrada de 1190cc, logra extraer casi 200CV a estos motores.

“La construcción de motos de carreras sin límite” es el lema de Erik. 

Tanto antes como ahora ha sido su meta. 

Fabricar motocicletas con soluciones innovadoras que proporcionen una experiencia única al piloto. 

Algunas de las soluciones inventadas por Erik hace más de una década siguen muy vigentes hoy día, como la utilización de frenos perimetrales, escape corto debajo del chasis para centrar las masas o la utilización del basculante como carter para el aceite, y eso no pueden afirmarlo muchas marcas hoy día.

La nueva 1190 RS es el máximo exponente de lo que Erik piensa que deben ser las motocicletas construidas desde el piloto. 

Es decir, pensando en sus sensaciones sobre la moto y con la filosofía de poder ofrecer en todo momento control total de la máquina.

Hecha un vistazo a las especificaciones técnicas de esta moto para comprobar que solo los mejores componentes y el mejor know how pueden hacer posible una máquina de similares características. 

Pero esto no pretende ser un texto comercial sobre la marca, sino una invitación a la reflexión. 

Si Erik Buell con sus limitados recursos económicos es capaz de fabricar una moto así, 

Que no sería capaz de desarrollar con un presupuesto similar al que disponer marcas como Ducati para el desarrollo de una nueva motocicleta? 

Es una pregunta retórica, pero sin duda, la duda es razonable. 

Probablemente fabricaría LA MOTO ideal para competir en cualquier campeonato extremo, como las Superbikes actuales o la MotoGP.

Son muchas la voces que critican la decisión de Harley-Davidson de matar a Buell como marca. 

Ojalá podamos ver algún día la fabricación en serie de estas fantásticas motos que tantas satisfacciones han dado y siguen dando a sus afortunados propietarios.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Triumph Thruxton

MOTOS MAS CARAS DEL MUNDO

 
Arriba